viernes, 9 de diciembre de 2016

24 HORAS DE ROCA REGINA


Una de las mayores locuras cometidas durante 2016 fue dejarme engañar por Javi Martín para participar en las 24 horas de Regina. Acepté sin pensarlo mucho...dicho y a tope, ya teníamos un buen pretexto para pegarnos unas buenas palizas en el monte; no nos quedaba otro remedio, pobrecitos, teníamos que escalar como locos si no queríamos morir en el intento...pedazo excusa!!!

Reconocer el terreno fue el primer paso. Regina nos esperaba. Hacia mil que no iba por allí, ya no recordaba lo grandísima que es esa pared. Elegimos una, a priori, equipada; no vimos. o no quisimos ver, en el croquis que para hacerla era recomendable llevar clavos y plomos. Tampoco caímos en la cuenta que algunos seguros serían de la señorita pepis y/o mas viejos que el demonio. Así, sin más ni más, nos vimos escalando New Age, una vía que, a posteriori, nos costó un huevo, parte del otro, un bye pass y un poco de depresión. Pero cuando bajamos nos dimos un baño, en unas pozas que veíamos durante la escalada, que nos recuperó e hizo que viéramos la cosas desde otra perspectiva...habíamos hecho una escalada de PM, lo habíamos pasado teta y, lo mejor de todo, estábamos sanos y salvos.

Vía New Age, Roca Regina, 450 metros y 6c/A2+. Para mi, que no he hecho mucho en Regina, es una vía dura tirando a muy dura. Tal vez sus vecinas sean "peores" pero esta desde luego no se queda corta. Así, como está, sin clavar mas que en lo clave, no se la recomendaría más que a coleccionistas. Necesita restauración de urgencia, sobre todo del suelo hasta la R6 o R7. Conforme está no la repetiría, de hecho ibamos con la idea de volver en las 24 horas y naranjas de la china, tiene buriles que son cuestión de demasiada suerte que aguanten. Pero solo es una humilde opinión de alguien que cargado de material sube holgadamente de los 80 kg.

Roca Regina, una de las mayores bestialidades geológicas que nos ofrece la Península Ibérica para practicar la escalada, Unas fotos de la New Age para ilustrarlo...







Tras este primer atracón de Roca Regina la emprendimos con "nuestro" terreno más alpino, el Puig Campana. Allí escalamos dos vías de Javi. Primero hicimos, en SúperBorderline, una mega cabalgada a lomos de largos difíciles sobre magnífica caliza mediterránea en la cara oeste; mención especial a varias tiradas como las de la Aguja de la Ungla de la Rabossa y la del techo, son supremas. Y si la roca en la cara oeste es magnífica en la sur es suprema, en esa vertiente sur hicimos Virgo, una vía bestial!!

Vía SúperBorderline, cara oeste del Puig Campana, 700 metros y 7a. La vía se abrió hasta unos largos por encima de la Ungla de la Rabossa. Se puede rapelar y jabatear para bajar por la propia pared, es algo complicado pero te ahorras varios largos de Gaffe (difíciles) y los 5 últimos de Entorns. Nosotros no nos ahorramos esos largos finales, de ahí lo de SúperBorderline. Difícil de describir con palabras, necesitaría varias páginas. Es buenísima, top 10 mínimo.

Puig Campana, cara oeste, al amanecer

Comienza la carrera 
 Roca tope gama
Rápel para bajar del Ungla de la Rabossa
Nuestro techo "Raiders on the storm" 

Fin de la escalada. 9 horas de puro goce!

La bajada del Puig, puede ser mucho peor que la subida!!

Vía Virgo, cara sur del Puig Campana, 300 metros y 7b. Vía excepcional, suprema de principio a fin. Solo una repisa le quita algo de conti pero a cambio da paso al último largo, es maravillosa!! Top 10.

Bajo el Sol de la Marina... 

Último largo, roca suprema y grandioso ambiente con todo el circo sur a nuestros pies

Plegando cuerdas al atardecer

Mientras hacía estas escaladas largas no olvidaba otro proyecto deportivo que me mantenía en buena forma física (que no mental). Pegues y más pegues. Lo intenté, pero sigo siendo un angelito.

Vía No Soy un Angelito, Wild Side, Sella. 45 metros, tres pequeños largos que si se escalan del tirón están cotados como 8b. Así fue escalada por primera vez, y a vista, por el súper clase Klemen Becan. El primer largo se llama Keep the Faith, y es 7c súper a bloque y súper resbaladizo. Luego viene otro tramo, mas de resistencia, que te calienta los antebrazos, No Soy un Angelito R1, 7c+/8a. Y para rematar un muro ligeramente desplomado equipado con 3 chapas y cadena. No soy un angelito fue equipada por el incombustible Armando.

El tramo de 7c+/8a lo llegué a escalar con soltura

No así el de 8b, más de diez de veces terminé el intento así...

Y llegó el día de escalar de día y de noche. Salimos a prisa, y volvimos tranquilos. Para explicar aquella jornada transcribo lo que plasmé días después en mi cuenta de FB...

24 HORAS O, LO QUE ES LO MISMO, UN DÍA...
Pues ese es el rato que estuvimos escalando sin parar unos cuantos colgados este pasado finde en la pared arenosa más grande de la Península, Roca Regina. 

Un evento loco, casi tan loco como su principal organizador, David Palmada "Pelut", que te lleva a escalar a tope durante día y noche, rodeado de insaciables de la roca, de fanáticos de la vertical, una pasada.

Y así, escalando una vía tras otra, con sus respectivos descensos, pasan las horas. En la noche todo se calma, solo quedamos los noctámbulos y arropados por el calor y la seguridad de nuestra luz frontal seguimos subiendo, y bajando. Al final, cuando crees que no, vuelven las prisas, después de 20 horas bajas corriendo para intentar hacer otra, tus pies te insultan, tu cuerpo robotizado, que con poco son baila, alucina.

Regina Vertikal Festival, muchos colegas, viejos conocidos, locos de la velocidad vertical, espejos donde mirarse por la tenacidad y la capacidad de sufrimiento que atesoran.

A pesar de varios errores fruto del desconocimiento y la mala suerte (la noche nos confunde!), hemos escalado Pere Camins, Promio Moreno, Gali Molero y Arista Ribes; intentamos Ariadna pero la escasez de tiempo y lo roto del terreno nos hizo desistir. 1665 metros escalados, unos cuantos de ellos a vista.
Organización de lujo con muchos detalles de calidad que te lo hacen mucho más fácil. A fondo, gassss!!! 

Vía Pere-Camins, ruta clásica básica de la escalada mixta catalana, combina escalada libre muy buena con algunos artifos fáciles. 

Vía Promio-Moreno, ruta clásica básica, buenísima, algo frágil y arenosa en algún tramo. Un solo largo puede considerarse malo, y lo es, mucho.

Vía Gali-Molero, es la Rabadá de Roca Regina, imprescindible en cualquier currículum tapiero. Esta la hicimos de noche total.

Vía Arista Ribes, una bonita excursión vertical con final feliz. La empezamos de noche total y la acabamos al amanecer.


Ariadna, vía de la que nos bajamos tras escalar el no fácil L1. de la vía todo el mundo habla pestes, incluso sus aperturistas. Lo que escalé me pareció muy guapo. 

Y unas fotos del evento. La calidad de las mismas es pésima, lo que esta dentro de ellas es lo que cuenta.

A la carrera!!!


Comienza la fiesta, Pere Camins

Promio Moreno

Al Amanecer, en la Arista Ribes

Tras una noche de fiesta!!

Felices como perdices!!


Y así fue como acabé escalando 24 horas, gracias a mi compañero; escalar con Javi Martín, alias Javi Mercuri, es sinónimo de risas, emoción y agotamiento.

Hasta la próxima, si la hay, depende de las ganas de mister Pelut.